pensar con originalidadLa mayoría de los seres humanos siempre elige seguir los parámetros comunes, los que son seguidos por la mayoría. Es por eso que los problemas se mantienen por tanto tiempo y es muy difícil solucionarlos. Es muy fácil para las personas acostumbrarse a algo, así sea completamente inapropiado. Como ejemplos podemos mencionar la esclavitud, la gran diferencia entre los ricos y los pobres, y el maltrato a la mujer. En varios momentos de la historia muchos individuos han considerado que estas cosas no están bien, pero a la larga deciden ignorar estos pensamientos, pues van en contra a lo que la mayoría considera correcto y de la tradición. Por esta razón, estos tres ejemplos mencionados aun existen en alguna forma en este mundo y vuestra sociedad no ha sido capaz de superarlos.

Son muy pocos los que ven un problema que ha existido desde ‘siempre’ y toman la decisión de hacer algo al respecto. Es muy fácil asumir que si una situación ha existido por generaciones, es imposible encontrar una solución inmediata. Sin embargo, puedo asegurarte que los tres problemas que hemos mencionado podrían corregirse durante esta generación de manera permanente, si tan solo ustedes decidieran hacerlo. La gran dificultad no está en implementar las soluciones. Lo mas difícil es lograr que las mentes de la mayoría abandonen sus ideas tradicionales y se atrevan a pensar de una nueva manera. Esto involucra el abandonar la tradición para aventurarse en terreno desconocido, y es algo que la gran mayoría de la población de este mundo teme profundamente. La fuerza mas poderosa para mantener a los seres humanos sumisos y esclavizados es el miedo al cambio.

Sin embargo, la Chispa Divina dentro de ustedes jamás cesa de inspirarlos a crear ideas y pensamientos nuevos y originales. Ese manantial de impulsos creativos jamás se seca, incluso cuando ustedes reprimen, censuran o simplemente ignoran estos impulsos de manera constante. Abran vuestros corazones y vuestra mente para recibir esta inspiración y dediquen unos minutos de vuestro tiempo a examinarla y a buscar una manera de expresarla, pues expresar lo que nace en vuestra alma es efectivamente expresar a Dios a través de vuestro ser.

No dejen que vuestra originalidad sea aplastada por el peso de la tradición y de lo conocido. Escoge cualquier problema que te sientas inspirado a solucionar y encuentra una manera, sin importar lo grande y difícil que parezca. Piensa en como muchos problemas están relacionados y como un problema puede contener la solución para otro problema. Un ejemplo es la epidemia de obesidad que existe en las naciones mas ricas mientras la gente en otras partes del mundo no tiene suficiente para comer. Aquellos que están comiendo mas de lo que realmente necesitan serían mas felices y saludables si le ofrecieran el exceso a las naciones que no tienen suficiente para comer, resolviendo dos problemas con una misma solución. ¿Es esta una idea revolucionaria? ¿Es el producto de la mente de un genio? No, lo único revolucionario y extraordinario sería que alguien decidiera hacer algo al respecto.