“El término excelencia indica un alto grado de calidad. Muchas personas no se preocupan por hacer excelentes las cosas, y muchos otros solo están dispuestos a terminar sus tareas lo más rápidamente posible, en lugar de hacerlas lo mejor que puedan. En vuestro viaje a través de los mundos morontiales, aprenderán que no deben contentarse con algo que no sea vuestro mejor esfuerzo. Ese es el camino de la perfección, cuando vuestro objetivo apunta nada menos que a lo mejor que puedan ser y hacer.

“Vuestro nivel de excelencia puede ser diferente al de otros, dependiendo de vuestra habilidad personal para llevar a cabo vuestras tareas. Sin embargo, el Universo tiene sus propios estándares que ustedes deben alcanzar, de manera que vuestro desarrollo esté a la par de vuestra clase en particular. En la vida morontial progresarán tanto individualmente como en grupo. El no poder alcanzar los estándares universales de excelencia requeridos, significa que serán dejados atrás. Y a pesar de que los retrasos difícilmente son tragedias en vuestro viaje, cumplir con los objetivos fijados para ustedes demuestra vuestro compromiso para aprovechar las potencialidades almacenadas en ustedes por el Ajustador.

“A diferencia de vuestra carrera terrenal, en la cual a veces se les ha requerido completar tareas para las cuales no tienen inclinación o formación alguna, vuestros supervisores celestiales de carrera considerarán vuestros talentos y gustos antes de asignarles una tarea. Además, nunca se les pedirá hacer algo para lo cual primero no hayan sido entrenados a fondo. De esta manera, la excelencia es alcanzable para todos aquellos que dediquen el esfuerzo necesario a sus tareas. Más aún, no experimentarán ninguna presión del tipo ‘vivir o morir’. Si fallan, tendrán suficiente oportunidad como para intentarlo de nuevo y cumplir con vuestros objetivos, antes de que fallas adicionales signifiquen verdaderos retrasos en vuestro viaje.

“En vuestro viaje morontial, aunque necesitan progresar a través del esfuerzo que acumula experiencia, trabajarán en un ambiente óptimo con maestros empáticos y altamente entrenados, de manera que no solo debe alcanzarse la excelencia, sino que es lo normal, lo logrado regularmente. En las alturas, aprenderán que la excelencia no es una manera de proyectarse por encima de los demás, sino de conquistar vuestras deficiencias y ampliar vuestras potencialidades. No se les ocultará nada que sea necesario, útil y benéfico para vuestras carreras. Si tan solo se aplican, todo les será proporcionado, porque está destinado para ustedes y no para ser retenido.

“Como pueden ver, la excelencia será la regla en vuestra carrera celestial, y no la excepción. El ‘sendero de ascenso universal’ no es algo experimental. Más bien, es el camino que los Hijos Creadores prescriben casi uniformemente en sus dominios. Miles de millones han encontrado su camino hacia el Paraíso utilizando estas probadas metodologías para unirse al Cuerpo de Finalistas, y miles de millones más llegarán a su objetivo durante esta era universal.

“Sin embargo, ustedes no tienen que esperar. Incluso ahora pueden comenzar a desarrollar el gusto por la excelencia al aplicarse ustedes mismos en vuestras tareas terrenales, no importa que puedan parecer pequeñas e insignificantes en comparación con las celestiales. Empiecen ahora yendo tras las posibilidades de vuestras potencialidades –potencialidades de las cuales aún no tienen un claro entendimiento.

“Yo soy Ezequías, uno de vuestros Maestros en las Alturas, siguiendo también este camino de excelencia. Sé de lo que hablo.”