Este mensaje es simplemente uno de motivación y de apoyo para los momentos en que necesitamos una palabra de aliento y un impulso en nuestro camino.

Vivir dejando todo en las manos del Padre es la verdadera libertad, y la mas alta a la que puede aspirar cualquier criatura. Imagina que tus asuntos están en manos de la persona mas sabia y que mas te ama. Imagina de que no tienes que preocuparte por lo que ocurrirá mañana, pues hay un ejército de seres comandados por aquel que te ama laborando por tu progreso y por tu bienestar. Imagina que la fuerza mas poderosa del universo te protege, y que en realidad tu existencia no está amenazada pase lo que pase. Incluso si el planeta estalla en pedazos, tú continuarás existiendo.

Esto no es simple imaginación, es la realidad. El Padre y muchas de sus criaturas están cuidando de ti y de todos tus hermanos y hermanas. ¿Que has hecho para merecer esto? Nada. No es necesario que hagas nada para recibir el amor de Dios. Hoy no lo comprendes, pero llegará el momento en que verás que tanta dedicación y tanto cuidado tienen un propósito, como todo lo que hace el Padre.

Algún día tú, una criatura que apenas comienza a caminar a tientas entre los caminos de la sabiduría y las trampas del error, serás un salvador de universos enteros. Algún día tu amor será tan grande que dedicarás eternidades a la formación y el establecimiento de nuevos mundos. Algún día millones de millones te deberán el haber encontrado la luz gracias a tu servicio. Algún día tú y Dios serán uno, serán semejantes y con el poder del Amor lograrán lo inimaginable.

Si te dijera que hoy Dios está creciendo en tu ciudad, ¿lo buscarías y te dedicarías a cuidar de El? ¿Querrías saber que puedes hacer para protegerlo, para ayudarlo en su camino? Tus hijos, tus hermanos y hermanas en este mundo son Dioses en formación. Son grandeza infinita encerrada en semillas que apenas comienzan a germinar. Haz todo lo que puedas por ellos, agregando unos millones mas al número de almas que verán la luz gracias a tu amor.

¿Ves como cada acción, cada gesto de bondad puede tener ramificaciones imposibles de considerar por tu mente mortal? No te preocupes de los desenlaces. No te ocupes de determinar donde puedes ser mas efectivo. Simplemente da con amor, con el corazón y el Padre hará el resto. Mas adelante en tu viaje podrás observar los resultados del amor que hoy compartes.