Dios dentro de tiEstoy contigo y siempre lo estaré, pues tú eres mi amado, a quien he nutrido, cuidado e inspirado desde el día de mi morada en ti. YO SOY la presencia del Padre dentro de ti. Ven a mí hijo, y trae tus preocupaciones –esos asuntos que te perturban y dejan perplejo–, y trabajaremos juntos para encontrar una “solución para el alma” que te lleve a un lugar de mayor comprensión. En estos momentos, cuando te acercas a mí y dices las palabras “Seamos una mente y un corazón”, me acerco más, y la brecha entre la divinidad y la humanidad se reduce, ya que en este espacio es donde experimentas el amor incondicional –el amor más elevado y la paz que sobrepasa todo entendimiento. En este lugar de comunión puedes liberar todas las tensiones de la vida mundana, entrar en la mente y el corazón en unidad con el Espíritu, y sentir esta hermosa vibración –la Palabra de vida.

Eres un alma nueva experimentando una vida de dificultades y penurias en donde hay muchas decisiones por hacer, no solo para ti mismo, sino para con tus seres queridos. Recuerda siempre, amado mío, que tienes una gran familia que te ama mucho y que siempre está lista para ayudarte en esas dificultades y decisiones importantes –la familia del Espíritu. Podemos ver en donde tú no puedes y podemos ir y preparar las condiciones para aquellas decisiones que te llevarán más allá del umbral de tu desarrollo presente, hacia un lugar más importante en la comprensión de los más amplios panoramas del tiempo y la eternidad.

Permíteme recordarte, cuando estés atrapado en los dramas de la vida, que estos asuntos, personas y circunstancias difíciles están aquí en tu vida como un escenario para que trabajes en esas cualidades de la personalidad y del alma que son necesarias para tu continuo crecimiento. Te estoy preparando para tu próxima misión, la siguiente fase y nivel de tu nacimiento en el Espíritu, en donde continuarás explorando y experimentando las maravillas del universo con mayor inteligencia y comprensión; sin embargo, para hacer estas cosas debes experimentar un amor más profundo por mí y por todas las criaturas de este universo que están trabajando en sus propias imperfecciones. Estás empezando a comprender la complejidad y la simplicidad del Gran Plan, pues toda la vida fluye hacia la perfección y la finalización de una era.

Aunque a veces puedas sentirte solo y abandonado en tu vida, y mi voz te parezca muy pequeña y difícil de escuchar, comprende que las decisiones, los errores y los triunfos que haces y experimentas en tu vida son necesarios para llevarte a este siguiente paso que tu alma anhela. Sí, el verdadero tú –el verdadero ser– el alma en desarrollo, ha tomado decisiones acerca de tu futuro y de en dónde desea estar, y así es necesario que tú –el tú consciente, en el tiempo y el espacio– logre esas cosas en el escenario de la vida que te conducirán a las puertas de esas elecciones trascendentales.

Ven a mí a menudo, amado mío, y permíteme guiar tus pies en el camino que conduce directamente a tus esperanzas y deseos. No hay necesidad de repetir lecciones dolorosas cuando vienes a mí con fe y escuchas al corazón, en donde hablo suavemente. Después de un largo y frío invierno, soy como el primer pájaro de la primavera que canta alegremente la canción de días más cálidos por venir.

“YO SOY AMOR”