“Vivir es una técnica de expresión de la personalidad en la realidad. Vivir es mas que simplemente ser; es interactuar de manera significativa con el ambiente y con otros a tu alrededor. Vivir es intercambiar experiencias para el enriquecimiento mutuo. Como una técnica, la vida no se debe dejar al azar – debe ser dominada. Cualquier individuo puede lograr la excelencia personal en sus relaciones a través de la experiencia. Así como tu puedes ser un mejor profesional al dominar los distintos aspectos de tu oficio, tu también puedes ser un mejor ser humano al dominar la técnica de vivir.

“Para convertirte en el amo de tu propia vida, necesitas saber que cosas traen mejoras a tu vida y cuales impiden tu progreso. Por ejemplo, la vida humana mejora cuando se encuentra el equilibrio entre el yo y los demás – buscando en la vida lo que es bueno para ti y también para otros. El egoísmo busca el beneficio personal sin preocuparse por el bienestar de los demás, pero el amor toma en consideración a otros en todo lo que se hace.

“La vida también es guiada por principios o valores. Los valores personales le confieren significado a la vida – algo importante para lo cual vivir. Los valores tienen diferentes nombres en diferentes culturas y para distintas personas, pero todos comparten una característica en común: todos son primordiales en la vida; ellos son, lo que nosotros llamamos, la ‘Voluntad de Dios’, la ‘Regla Dorada’, el ‘Hacer lo Correcto’, en todas las circunstancias.

“Es fundamental para dominar la técnica de vivir el desarrollar una genuina resistencia ante las adversidades de la vida. La resistencia no es testarudez, sino persistencia. Es la habilidad de enfrentarse a las dificultades de la vida sin desanimarse, sin importar cuan sobrecogedoras tus luchas aparenten ser. Solamente una fe auténtica en Dios y la confianza en el Espíritu Interno pueden fortalecer tu vida con la motivación espiritual que te permite siempre levantarte y comenzar de nuevo después de cada decepción.

“La vida es una lucha constante; es lo que tu haces de ella mientras atraviesas estas luchas. Si tu siempre te esfuerzas por hacer la voluntad del Padre con lo mejor de tus habilidades y comprensión, entonces a diario mejorarás tu técnica de vivir en la búsqueda de la excelencia.