“El mensaje de hoy es acerca de la necesidad, ya que hay ciertas necesidades fundamentales que todas las criaturas sintientes requieren, tan solo para sentirse completas y enteras. La necesidad más importante y vital es sentirse amado. Esto es lo primero que un niño recién nacido experimenta de sus padres, además de las necesidades básicas para mantener al cuerpo físico, de manera que esta expresión tan más divina, amar, es el alimento espiritual que nutre la mente del recién nacido y proporciona la sustancia base para la formación del alma embrionaria. El amor es el ingrediente energético que completa a la personalidad, ya que sin este, surge un desequilibrio en la mente y en el condicionamiento que afecta la capacidad de una persona para amarse a sí misma y a los demás. En última instancia, esto afecta al progreso temprano del alma, porque los ‘no amados’ no reconocen las oportunidades para el crecimiento que un alma satisfecha abrazaría tan naturalmente.

“Aquellos niños cuyos padres fueron deficientes al proveer esta, la más básica de las necesidades espirituales, pueden tener dificultades para expresar amor como adolescentes en crecimiento y después como adultos. El amor, amigos míos, ES una realidad espiritual, y a causa de que vuestras culturas y actitudes sociales separan las realidades espirituales de las realidades materiales, resaltan lo que ‘se ve’ y desestiman lo ‘que no se ve’, existen innumerables interpretaciones de lo que realmente es el amor. Un niño puede ser ‘amado’ por sus padres, pero solo en la medida en que los padres entiendan qué es el amor. Algunos adultos creen que ‘amar’ es únicamente satisfacer las necesidades materiales de un niño, de manera que el niño percibe seguridad en sus padres al tener satisfechas sus necesidades físicas, aunque le falta el significado espiritual más profundo de lo que es una verdadera crianza.

“El amor es el idioma en el que el Espíritu Morador Interno, el Ajustador del Pensamiento, se comunica con el alma en desarrollo del individuo, por lo que cualquier deficiencia o bloqueo en la comprensión del amor, interfiere y limita el proceso de construcción del alma. Esta deficiencia entonces hace más fácil que el individuo desestime la guía del Ajustador del Pensamiento, y luego estas personas van por la vida con una percepción sesgada de la realidad; la Verdad, la Belleza y la Bondad, por lo tanto, se convierten en valores superficiales y carentes de significado. Cuando culturas enteras tienden hacia este significado no espiritual del amor, pronto se desintegran porque se desvanece el tejido básico de la realidad, y rápidamente las plagas del materialismo, la delincuencia y el crimen, debilitan y degradan los pilares de la sociedad que defienden las virtudes del ser humano.

“Esto, amigos míos, es lo que estamos presenciando hoy en el mundo. Se necesita Amor Verdadero para sanarnos a nosotros mismos, a nuestras familias y a nuestras sociedades, y es por esto que el Espíritu los acompaña y apoya, pues son aquellos que conocen el verdadero valor del amor y quienes pueden hacer una diferencia en vuestros círculos y en el mundo que los rodea. No todo está perdido para aquellas personas que tienen deficiencias en la comprensión del significado espiritual del amor, pues sin duda lo están buscando, solo que en los lugares equivocados. Ustedes, estudiantes en el camino, son quienes pueden mostrar lo que significa amar, de manera que el Espíritu depende de ustedes para hacer brillar la luz del amor en un mundo oscurecido. Dondequiera que elijan hacer brillar la luz del amor, el Espíritu estará allí con ustedes para magnificar su poder. Por lo tanto, vayan al mundo valientemente y den amor en donde sea vitalmente necesitado.

Paz para ustedes,
Maestro Ofelius