orandoHoy, queridos amigos, les guiaré en una oración. Es importante para vuestra vida espiritual que aprendan a orar y a hacer esa conexión íntima con el Padre Universal. Lo mejor es ir a vuestra habitación a solas y decir a Dios vuestros deseos con palabras en voz alta. Hay algo especial que ocurre en el alma cuando las vibraciones de vuestra voz se dirigen sinceramente al Creador de todo. Es como una preparación básica para arrancar un motor que abre la puerta al camino más elevado hacia la presencia del Padre. Vuestra oración SIEMPRE es escuchada, pues no hay asunto más importante en todo el universo que el deseo del niño para estar con el Padre Divino.

Antes de iniciar, comenzaremos con una intención, y esta es una parte muy importante del proceso. Vuestra intención es hacer una conexión directa con Dios. Contemplarán esta conexión y se verán a sí mismos haciendo esta conexión íntima, incluso antes de empezar. Utilizarán el circuito del Padre, algo que tienen ustedes y todos los mortales con Ajustadores en su interior. Sabiendo que vuestro Ajustador del Pensamiento es el Operador Principal, pueden confiar en que todas vuestras peticiones tendrán prioridad y usarán este circuito especial que solo tienen los hijos experienciales del Padre. Se centrarán a sí mismos, despejarán vuestra mente, se sentirán cómodos y se prepararán para este muy íntimo y sagrado rito de pasaje.

Padre, lléname con tu amor incondicional divino, pues deseo ser limpiado con el poder sanador de este amor, antes de entrar en el suelo sagrado de tu presencia.

Soy tu hijo ascendente y mi mayor deseo es estar conectado contigo en este momento.

Lléname ahora, Padre, con luz sanadora para que pueda relucir como el oro brillante delante de ti.

Te amo, Padre, y deseo llegar a ser como tú y aprender a amar de la manera en que amas.

Envíame las oportunidades, Padre, para que pueda abrir la puerta y elegir el camino que guiará a mi alma hacia una unión más estrecha contigo.

Recuérdame esos pensamientos y hábitos que no están en consonancia con tu perfecta Voluntad, para que pueda ver esas imperfecciones en mí mismo y optar por corregirlas.

Dame la fortaleza, Padre, para aprovechar los tesoros de mis potenciales mientras viva, y me mueva, y tenga mi ser en este mundo.

Guíame hacia el conocimiento que señala el camino hacia mi papel y propósito en el Gran Plan, para que pueda aprender y experimentar las cosas que me alinean con tu Voluntad.

Dirige mis pasos hacia el camino de los que están aquí para ayudarme y enseñarme.

Permíteme ser agradecido, incluso cuando las lecciones que me enseñen sean difíciles, porque yo sé que hay un propósito mayor en todas estas experiencias de vida.

Envía a tus ángeles para protegerme a mí, a mi familia y amigos, porque son importantes para mí y para mi crecimiento aquí en este mundo.

Permíteme ahora estar en silencio delante de ti y disfrutar la luz perfecta de tu amor… (pausa en silencio)… y así YO SOY amor.