pensamiento criticoEs correcto decir que cada pensamiento expresado por alguien tiene la intención de cambiar la realidad. Nadie es neutral. Ahora mismo, mis palabras para ti tienen la intención de cambiar la realidad en ti y a tu alrededor, esperanzadoramente para bien. Los pensamientos diseñan las acciones que cambian al mundo. Por lo tanto, si las personas son capaces de decirte qué es lo que debes pensar, sus palabras pueden hacerte un instrumento de cambio, para bien o para mal.

Ya que los humanos serán juzgados de acuerdo a sus acciones, las cuales reflejan sus pensamientos y decisiones, deberías asegurarte de que tus pensamientos sean de la mejor clase, pues se te contarán las acciones que estos pensamientos produzcan. Necesitas comprender cómo decides. Casi siempre tomas decisiones estableciendo ‘paradigmas’. Afortunadamente, no necesitas pensar en cada uno de los problemas que enfrentarás. Una vez que resuelves un problema, esa solución se registra en tu memoria como un paradigma que te ayudará a decidir similarmente en otras situaciones comparables. De cualquier manera, de acuerdo al desarrollo de tu personalidad, estos paradigmas requieren ajustes para alinearse con el nuevo conocimiento y las experiencias que pudieras haber adquirido con respecto a estos problemas, todas las veces, sin fallar.

Más aún, a veces te parecerá que cierto problema existencial o moral requiere una solución desde una nueva aproximación de pensamiento, con la esperanza de establecer un nuevo paradigma para un nuevo tipo de problema. Para resolver un nuevo problema debes recurrir a todo el conocimiento relacionado a tu disposición, y algunas veces hacer una búsqueda para obtener más información. Esto sucede cuando te enfrentas a las opiniones de otras personas, y tienes que sopesarlas para tomar tu propia decisión. Sopesas si su fuente tiene reputación, si el contenido tiene sentido, y las consecuencias en caso de que apliquen a tu situación. Aquí, al buscar los pensamientos de otras personas, a menudo sucede que las personas no se dan cuenta del importante recurso a su disposición dentro de ellos mismos, el Espíritu Interior.

El Espíritu Interior, también conocido como el Ajustador de Pensamiento, es una entidad muy distinta a tu alma, mente o personalidad. Es un Fragmento del Padre enviado para morar en ti, y asistirte para tomar decisiones de acuerdo a la Voluntad de Dios. El Espíritu Interior no empuja sus pensamientos a tu mente para borrar o remplazar tus propios pensamientos. Más bien se esfuerza para ‘inspirarte’ con nuevos pensamientos o paradigmas que te guíen para decidir a favor de la Voluntad de Dios. El Espíritu Interior nunca te coaccionará, o violará tu libre voluntad.

Necesitas los pensamientos y la experiencia de otras personas para ayudarte a solucionar tus problemas, de manera que es buena idea emplear con reflexión y consideración lo que te digan. Aun así, al tomar decisiones siempre escucha a esa pequeña y amable ‘voz interior’. Siempre te guiará de acuerdo a la verdad, la bondad y la belleza. El Espíritu Interior es el mejor recurso para tu pensamiento crítico, así que escucha atentamente a tu Guía celestial, y tus decisiones, incluso si son menos que perfectas, serán las mejores de acuerdo a la ocasión y a las circunstancias.