El Amado: “Otro día de enseñanza ha llegado a este planeta, y la pregunta sigue siendo: ‘¿Cómo deberían emplear el día de hoy? ¿Habrá algunos pensamientos constructivos en el cerebro humano o ya estará estresado por el día por delante?’ Idealmente, dense un momento de claridad antes de tropezar fuera de la cama y comenzar a regañadientes un día más en este desordenado y atrasado planeta, tan demorado con respecto a sus planetas hermanos. Piensen en cómo este retraso se incrementa con cada pensamiento y decisión negativos por parte de sus habitantes. Se necesita de la buena voluntad de todos para ponerse colectivamente sus ‘cachuchas de pensar’ y decidir qué clase de día experimentarán, ya sea un día de elevación u otro día monótono en donde nada positivo sucede alguna vez.

“Verán, queridos míos, está totalmente en sus manos decidir qué tipo de día tendrán, y el regalo de la libre voluntad puede ser una herramienta de lo más poderosa para usar. Sin embargo, ya que la falta de reflexión corre desenfrenadamente en este planeta, podría ser conveniente pedir algo de comprensión para obtener un poco de asistencia con esa herramienta de la libre voluntad, para ayudar a calmar vuestras mentes cuando la manejen. Entonces una cosa quedaría clara en vuestras mentes: que es totalmente innecesario manejar la herramienta de la libre voluntad por su propia cuenta. Pueden solicitar a la muy valiosa Chispa de Dios en vuestro interior, que les ayude a guiarlos. Es tan fácil detenerse por un momento y preguntar con intención al Guía Morador Interno cuál podría ser la mejor manera de usar vuestra libre voluntad, para beneficiar al progreso del planeta.

“Verán, queridos mortales, si dicha solicitud fuera hecha tan solo por el diez por ciento de la población, todo el planeta haría un giro en la dirección correcta, hacia el progreso para todos. Es lógico pensar que tal solicitud debe comunicarse con la más pura de las intenciones. Sí, una petición de ayuda tan importante implicaría la cooperación entre Dios y el ser humano, para la armonización de la voluntad humana con la voluntad de Dios. La cooperación es lo que nosotros, vuestros Moradores Internos Celestiales, representamos. Así que ahí lo tienen, una Chispa pura de Dios que mora en cada mortal pensante en el planeta.

“¿Alguna vez se han detenido a pensar en qué poderoso sería si algunos seres humanos, con sinceridad y pureza en la intención, pidieran ayuda y guía en lugar de rezar irreflexivamente ‘que se haga la voluntad de Dios’? En lugar de eso, ustedes podrían decir: ‘Deseo que la voluntad de Dios se haga en mí, por mí y a través de mí’. ¡Qué pronto sería llevado vuestro planeta natal al nivel del resto de la creación! No olviden nunca que son los propios seres humanos quienes incrementan la miseria del planeta. Por lo tanto, ¿no sería una idea maravillosa para cualquiera, poder decir al mirar hacia atrás su vida mortal: ‘Hice lo mejor que pude para ayudar a cambiar las cosas para el beneficio de mi planeta natal, con todo mi poder y mi pureza de intención’? ¡Piensen en cómo les haría sentir eso en la eternidad! Los recuerdos felices son mucho más fuertes que los recuerdos infelices y de lamentación.”