Ajustador del Pensamiento: “La humanidad está despertando a la verdad que yace en los corazones de los hombres y las mujeres de este mundo. Las mentiras de los medios, las historias fabricadas y las agendas ocultas cada vez son menos efectivos en alejar a los seres humanos de su verdad. La paz es la norma en el universo y el amor entre las criaturas es la ley que por tanto tiempo ha permanecido ignorada en este mundo, pero ya no mas.

“Estamos en los albores de una nueva era, un tiempo en que el ser humano aprenderá a dejarse guiar por la voz del Padre que ya se encuentra dentro de las mentes y los corazones. Esta época verá el florecimiento de la verdadera hermandad entre los mortales de este mundo, pues el hecho de que vivir juntos y en armonía es la mejor manera para todos ya no podrá ser ignorado.

“Muchos aun luchan por mantener su estatus y se aferran al control que creen poseer sobre sus hermanos. Ellos se enfrentarán a una dura realidad y a la comprensión de que han malgastado su tiempo – sus vidas – y deberán comenzar de nuevo como niños si desean la vida eterna. Sus metas temporales perecerán con el tiempo y los muros que han levantado para silenciar sus propias conciencias terminarán siendo el obstáculo principal para su propia salvación.

“El Padre solo conoce de amor. La misericordia se extiende sobre todos los hijos, pero el precio es siempre el perdón y es muy difícil para un alma agonizante encontrar el valor y reunir la cantidad adecuada de amor para perdonarse a si misma y a otros, y lanzarse valientemente a la aventura de lo desconocido. Es muy difícil el abandonar las ideas de control y de auto preservación para ponerse en manos del Padre invisible, si no se ha cultivado una relación con este Padre ni se ha buscado su compañía en los momentos decisivos de la vida. Aquel que busca la soledad morirá solo, pero sepan que jamás es demasiado tarde para volver la mirada hacia vuestro corazón y encontrar allí las respuestas y el consuelo que han buscado en otras partes.

“Los días de la confusión, el error y el pecado están llegando a su fin. La era del amor comienza a amanecer en los corazones. Entréguense a este movimiento, llenen sus velas con los vientos de cambios que comienzan a soplar en todo el mundo y naveguen hasta la seguridad del conocimiento de que todos son hijos de un Dios de amor que desea la felicidad y una vida plena para todos.

“Estos mensajes no son propiedad de un grupo en particular. Quien reciba estos mensajes que haga lo posible por distribuirlos, en todas las lenguas posibles y a todos los rincones de esta esfera. La verdad ya corre libre en Urantia y todos deben conocer que tienen la presencia de Dios mismo en su ser – un fragmento divino, maestro, consejero y guía – y pueden aprovecharla para crecer espiritualmente y progresar individualmente y en vuestras comunidades, naciones y vuestra civilización. Que Su amor sea vuestro guía mientras crean vuestra propia realidad”.