“Se escribirá una nueva canción para el amanecer de un nuevo día por venir. Jesús hizo sonar las primeras notas, hace más de 2000 años. Contempló su función en este planeta como un Señalador del Camino, enseñando a todas las personas una mejor forma de vida. A partir de esos primeros tonos, surgieron muchas melodías más. El siguiente tono sonó cuando Jesús habló mientras colgaba de una cruz: ‘Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen’.

“En ese momento comenzó el Tiempo de la Corrección, abriéndose camino gracias a todas las melodías subsiguientes. La nota a continuación fue la Revelación de Época del Libro de Urantia, que con el paso del tiempo se integrará cada vez más a las diferentes melodías. El Máximo Compositor es el Creador Universal de todas las cosas y seres, mientras que Miguel, el Gobernante de este universo local, mejor conocido como Jesús en este planeta, es el Maestro Conductor.

“Este día ha sido esperado desde aquella noche hace unos 200,000 años, cuando este planeta cayó en la oscuridad debido a la rebelión de Lucifer. Ya que la aniquilación de Lucifer se completó, después de que rechazara por última vez el ofrecimiento del perdón, su fallecimiento fue evidente y rápido.

“Los Jueces en las Alturas tratarán de la misma forma a todos los rebeldes involucrados en este asunto tan más malvado y sórdido que alguna vez se haya cometido en los universos del espacio y tiempo. Ahora, las primeras notas de una nueva canción compuesta en este universo, resuenan a lo largo de todos los planetas que igualmente fueron víctimas de esta infortunada rebelión.

“La pregunta importante para los ciudadanos de este planeta sumido en la ignorancia es la siguiente: ¿Qué melodías añadirán a la orquesta de los cielos? ¿Será una melodía armónica y encantadora, llena de verdad, belleza y bondad, o será un sonido discordante lleno de desarmonía? Pregúntense a ustedes mismos: ‘¿Deseo armonizar mi pequeña canción, o iré en contra de la voluntad del Compositor y del Conductor?’ Esta pregunta que puede cambiar la vida, seguramente encontrará su verdadera respuesta en la eternidad.

“Ustedes, los humanos, tienen libre albedrío para elegir cómo conducirán vuestras vidas. Sin embargo, es de suma importancia para la armonía de vuestras almas, alimentarse del compás vivo del Maestro Conductor, para que vuestra vida tenga un sonido maravilloso, que se añadirá a la canción viva que está siendo compuesta. Este sonido armonizará con los tonos divinos contenidos profundamente en el interior, y sacará a la luz su alegre sonido para seguir reverberando por toda la eternidad.

“Verdaderamente está en ustedes, durante vuestra vida aquí en la tierra, ayudar a sacar los primeros tonos para la gloria del Compositor de vuestra vida, en respuesta a Su llamada. Esta es una parte integral de vuestras almas-semillas que debe ser desarrollada. Todo depende de ustedes, y de cómo respondan al Conductor durante vuestra vida aquí en la tierra para convertirse en una parte armoniosa de la Nueva Canción que está siendo compuesta para la Orquesta de los Cielos.”