Maestro Ofelius: “El mensaje de hoy es acerca de recibir orientación desde el interior, pues esta forma de comunicación espiritual es algo que la mayoría de las personas experimenta en mayor o menor grado, pues todas reciben algún tipo de guía divina, estén o no conscientes de su origen. Ustedes, estudiantes en el camino, pueden aprender a ser más conscientes de esta influencia divina mediante la práctica de algunas técnicas que permiten que vuestra mente consciente note la diferencia entre vuestros propios pensamientos y la orientación de vuestro Espíritu Morador Interno, Guías o Guardianes. La mayoría de ustedes se sorprendería al saber cuánta información está dirigida hacia ustedes para el crecimiento de vuestra alma o para el beneficio de los demás, y cuando aprendan a reconocerla, podrán beneficiarse aún más debido a que serán menos propensos a desestimar estos sutiles avisos.

“Cada vez que deseen recibir la guía divina, necesitan preparar vuestra mente para la recepción de información espiritual. La mente animal, con su sistema operativo electroquímico, no está ‘sintonizada’ óptimamente para recibir información espiritual debido a que su estado de conciencia normal trabaja en capas. La primera capa de la conciencia está relacionada principalmente con información terrenal, la interpretación de los eventos que son estimulados por los órganos sensoriales: vista, oído, olfato, gusto y tacto. Este tipo de estimulación produce una liberación química en el cerebro que permite que la energía eléctrica se traslade a través de las vías neuronales del cuerpo en respuesta a los diversos tipos de información sensorial. Esta primera capa de la conciencia es la interfaz principal de la conciencia a través de la cual toda la información sensorial, subconsciente o superconsciente debe pasar antes de que puedan procesarla en el cerebro y tomar decisiones.

“La segunda capa, el Subconsciente, planta semillas en la primera capa e influye en la toma consciente de decisiones a través de los circuitos de los Espíritus Ayudantes de la Mente: la intuición, la comprensión, el valor, el conocimiento, el consejo, la adoración y la sabiduría. Estos son como las estaciones de radio del Espíritu Madre, que difunden su influencia a la mente subconsciente y que encontrarán cabida en la primera capa a medida que ‘se cuelan’ tal como el agua a través de un tamiz. Esta segunda capa de la conciencia es vibracional, lo cual requiere que la primera capa interprete esas vibraciones, y las convierta en respuestas electroquímicas. Esto también ocurre en la tercera capa.

“La tercera capa es la Superconciencia. Esta es la ‘mente del alma’ y aquí es donde el Espíritu Morador Interno opera coordinando toda la información espiritual. Esta capa es la más alejada de la mente consciente y también la de más alta vibración, por lo que es la más difícil de interpretar por la primera capa, la mente consciente. Al igual que la segunda capa, también ‘se filtra’, pero solo cuando la primera capa está condicionada para recibir su suave voz. A este ‘condicionamiento’ deseamos dirigir vuestra atención. Aquellos que viven la vida en la superficie y son espiritualmente inconscientes, aún deben condicionar sus mentes para la entrada de información espiritual, pues casi han llenado a la mente consciente con estímulos terrenales.

“Con el fin de abrir los poros de la primera capa para recibir las vibraciones superiores y más sutiles de la tercera capa, deben elevar ‘conscientemente’ vuestros pensamientos y estado de ánimo (elevar vuestra vibración) para recibir la entrada de información espiritual. Hablaremos acerca de los pasos necesarios para preparar a la mente para la entrada de información en la tercera capa, en la Parte 2 de este mensaje.

“Paz para ustedes,
“El Círculo de Siete.”