“La verdad siempre se abre paso a través de los seres humanos, pues todos cuentan con el Espíritu de la Verdad y el servicio del Ajustador del Pensamiento – la presencia divina de Dios en los hombres y las mujeres. Siempre habrá escritores, políticos, activistas, padres y madres de familia, quienes sentirán una llamado a vivir una vida mas elevada, mas despiertos y mas conscientes de sus acciones, de sus decisiones y de sus relaciones con sus semejantes. Siempre las ideas serán expresadas en escritos, en palabras, en acciones, que inspirarán a sus semejantes para encuentrar una manera mejor de vivir.

“El establecimiento de la era de luz y vida no depende tanto de la comprensión intelectual de las verdades espirituales ni de las experiencias paranormales de unos pocos. En este mundo, las ideas espirituales necesarias ya han sido expresadas y entendidas por muchos. Las revelaciones y los mensajes importantes ya han sido otorgados desde hace mucho tiempo. El retraso se debe a la resistencia al cambio que es hasta cierto punto normal en todos los mortales. El ser humano teme a lo desconocido, incluso muchas culturas aceptan como sentido común la idea de que ‘es mejor un mal conocido que un bien por conocer’.

“Deben despertar del sueño del temor al cambio y al progreso verdadero. No hay nada de malo en explorar alternativas y buscar soluciones originales a los problemas de siempre. El hecho de que un problema haya existido por mucho tiempo no indica que no haya solución. Las guerras entre personas o naciones han existido desde la aparición misma del hombre en la tierra, pero esto no significa que sea normal o que sea parte de la vida humana. La solución para todo conflicto es el perdón – el amor que se vuelve acción a través de la misericordia – y esta solución es algo que muchos han descubierto desde el principio. En verdad, ya tienen todo lo que necesitan para hacer de este mundo un verdadero cielo en la tierra.

“La clave aquí es la amplitud mental – la capacidad para aceptar ideas diferentes libres de prejuicios y la voluntad para explorar y para experimentar. Es en verdad difícil que una persona cambie de un día para otro. Los temores no desaparecen de la noche a la mañana, pero ustedes no están solos en esta tarea. Tienen dentro de cada uno de ustedes la llama que ilumina el camino hacia la vida eterna – el fragmento de Dios. Es allí en este fragmento de la perfección y la sabiduría mas grande del universo donde pueden encontrar la fortaleza y el valor para enfrentar las luchas de la vida diaria y convertir las derrotas de la vida en lecciones que finalmente transformarán las heridas del pasado en victorias, pues es a través de la experiencia que se forja la verdadera sabiduría humana.

“Acepten primero que Dios realmente está en ustedes y tomen ventaja de este gran recurso a vuestra disposición. Ya no se consideren criaturas indefensas a la merced de las casualidades del destino. Son en verdad, agentes de Dios, sus representantes para el mundo y todo lo que Dios haría si estuviese en vuestros zapatos lo pueden hacer ustedes, convirtiéndose en co-creadores de una realidad mas hermosa. Sean las manos y los pies del Padre y contribuyan con sus esfuerzos individuales a crear un mundo de Luz. Esto es lo que se espera de ustedes”.