La voluntad de diosNo siempre es fácil para los humanos saber qué es la Voluntad de Dios, y los mortales a menudo piensan que hacer la Voluntad de Dios significa sacrificar todas las cosas que les dan placer; que necesitan renunciar toda diversión y vivir una vida muy austera y monástica.  Definitivamente ese no es el caso.  Hacer la Voluntad de Dios ha sido extremadamente mal interpretada a través de las épocas.  Es cierto que hay sacrificios, pero solamente es en dominar lo animal en ellos.

Hacer la Voluntad de Dios significa superar los bajos instintos animales a través de la auto disciplina para una auto maestría.  Ese camino no es fácil, pero desarrolla un carácter fuerte, el cual puede resistir tentaciones y no fácilmente puede ser influenciado por los argumentos falaces.  En breve, es vivir por medio de la regla de oro, tratar a otros y a ustedes mismos en la misma forma que les gustaría ser tratados.

Jesús vivió una vida ejemplar en la tierra por medio de vivir la regla de oro y de ese modo ser siempre obediente a la Voluntad del Padre de los Cielos.  La regla de oro se encuentra en todas las religiones, y lo que da más lástima es que no es practicada hasta el punto que debería de ser practicada.  Jesús siempre recomendó enfáticamente a Sus seguidores “Amaos los unos a los otros”.  Bien, miren a sus alrededores y verán que las guerras no han cesado.  Aun entre familias y vecinos sucede esa plaga, porque la mentalidad de las cavernas no ha sido mitigada y superada, especialmente por el motivo de la avaricia y las tendencias materiales han aventajado y reemplazado las prácticas de las religiones.

Muy poca atención se le ha dado al cultivo y entrenamiento de desarrollar un verdadero carácter y más lástima es, que menos y menos humanos ponen atención a la Calmada y Pequeña Voz de Dios que está dentro de ellos.  Ah sí, el servicio de boca está bien pagado cuando la gente corre con la obligación de ir a las iglesias, sinagogas, mezquitas, tabernáculos o cualquier otro templo de veneración, a pagar sus penitencias y deudas y piensan que con eso es suficiente y todo está bien en sus mundos.  Mientras tanto no buscan dentro de ellos mismos para encontrar la Gloria de Dios y el significado y propósito de la vida, porque es más fácil que otros piensen por ellos, porque ellos están mejor educados.

El tiempo ha llegado y es ahora, tienen que tomar responsabilidad de sus propios pensamientos y acciones y preguntarse qué es la Voluntad de Dios y cómo renunciar a tu propia voluntad.  Será un camino lleno de amor y buena voluntad hacia todos los otros.  Una persona a la vez es como el mundo cambiará, al ser propagado el virus benigno del amor a través de todo el planeta.  Medita sobre cómo tú harás la Voluntad de Dios hoy, y luego actúa con un corazón abierto y honesto.